FASE LUMÍNICA.

Cuando a la molécula de agua le llegan fotones se produce la fotolipsis del agua y esta se descompone en dos protones, dos electrones y ½ de oxígeno. Los dos electrones reponen los electrones liberados por el fotosistema II (que es una molécula de clorofila) ya que a este le llegan fotones y pierde dos electrones. Estos pasan por una cadena transportadora de electrones hasta el fotosistema I, al que, por el mismo proceso anterior, también le llegan fotones y pierde dos electrones. El oxígeno pasa a la atmósfera y los dos hidrógenos pasan a través de las enzimas ATPasas y desencadenan la formación de ATP, ya que en este proceso se libera energía.

Los dos hidrógenos, junto a los dos electrones liberados del fotosistema I, producen la reducción del NADP y se produce NADPH2.

Los productos finales de la fase lumínica son ATP, que tiene poder energético y NADPH2, con poder reductor.

Ambos son imprescindibles para la fase oscura.

 

 

 

Volver al Principio

 

Pág. Siguiente